Experimento Relacional

Podemos plantear a dónde vamos, a dónde queremos llegar, podemos inventar la utopía perfecta, pero no podemos asumir que llegar ahí es tan sencillo como el uso virtuoso de nuestro ser racional. Llegar ahí significa arrastrar nuestro ser carnal lleno de dolencias, hormonas propias y sintéticas, químicos, apetencias e inapetencias biológicas. Llegar ahí significa seguir estirando nuestro ser emocional, que se rompe, se atora y se desgarra. Tal vez pienses que ya llegaste y evites mirar atrás, para ver que sigues arrastrando una enorme cantidad de ti, que se quedó atorada en el camino.

A veces pienso eso de la utopía del amor romántico y también del no-romántico, lo hablamos en un presuntuoso ánimo de certeza, mientras detrás de nosotros, dejamos tirados cachos de cuerpo en forma de expectativas ridículas, inseguridades, miedos e impotencias. Está bien que ahí anden regados, el problema es que cuelgan de nosotros en cuerdas de apego que nos retuercen el andar.

Estaría bien aceptar que no sabemos nada, que tampoco sabemos cómo llegar a donde queremos estar, mejor aún que no estamos del todo seguros de lo que queremos; por tal motivo estamos en la penosa necesidad de experimentar, porque hemos visto que nuestro cerebro aprende mejor así. Yo estoy pidiendo mucho, primero a renunciar a esa intuición o instructivo social que nos guía en el proceso de interactuar con nuestra relación afectiva, y en segunda, a vivir el resultado incierto de lo que pase en el experimento relacional con un enfoque de aprendizaje. ¿Estoy proponiendo otra utopía relacional?

En lugar de lanzar una promesa de amor romántico de toda la vida juntos o una promesa de contramor llena de afectividad sensata… Lánzale una hipótesis de cómo podrían disfrutar y disfrutarse; comprueba con el experimento; falla y corrige. La propuesta es tan vaga como mi mente en este momento, pero me saca una buena sonrisa el pensar en mi próxima propuesta:

“Ven, vamos a experimentar juntos, te prometo que serás parte de una hipótesis de lo que buscamos para ser felices, te prometo intentar comprobarlo a tu lado y tener las reflexiones más profundas de los resultados”

Irónicamente eso que escribí suena romántico..

Anuncios

Autor: isaidv

Reflexiono y escribo, algunas veces sin sentido y en otras sin rumbo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s